En un mundo que produce suficientes alimentos para todos, 8.500 niños mueren cada día por desnutrición. El hambre tiene solución. Tenemos el conocimiento y los medios, no hay excusas. ¿Eres parte de esta generación?